GREGUERÍAS


Después del bonito trabajo que hicisteis con los cuentos mínimos, ahora le toca el turno a las GREGUERÍAS. Primero debemos saber qué son:
Las greguerías son textos breves que, generalmente, constan de una sola frase expresada en una sola línea, y que expresan, de forma aguda y original, pensamientos filosóficos, humorísticos, poéticos…. Se considera un género creado por Ramón Gómez de la Serna. Ramón Gómez de la Serna definió la GREGUERÍA como HUMOR + METÁFORA.

 

 

 

 

 

Os dejo unas cuantas greguerías

  • El cometa es una estrella a la que se le ha deshecho el moño
  • El vapor es el fantasma del agua.
  • El agua se suelta el pelo en las cascadas.
  • “Cuando asomados a la ventanilla echa a andar el tren, robamos adioses que no eran para nosotros.”
  • “De la nieve caída en los lagos hacen los cisnes.”
  • “El 8 es el reloj de arena de los números.”
  • “Al calvo le sirve el peine para hacerse cosquillas paralelas.”

Tenéis muchos más ejemplos en estos enlaces:

PALABRAS OLVIDADAS

palabras olvidadas

La lengua española no atraviesa su mejor momento. Los españoles emplean en su día a día aproximadamente 2.000 palabras de media, de un total de 94.000 disponibles en el diccionario, según la agencia de comunicación Proximity. Estas cifras ponen de manifiesto el debilitamiento y la falta de un uso pleno del lenguaje.
Pero a pesar del empobrecimiento que lleva sufriendo nuestra lengua durante años no todo está perdido. La agencia Proximity ha puesto en marcha la iniciativa ‘La Tienda de las Palabras Olvidadas’, con la que pretende recuperar palabras de la lengua española que han caído en desuso. Y todo esto a través de su difusión en las redes sociales.

Esta “tienda de palabras” ofrece la posibilidad de “comprar simbólicamente” a través de la web http://www.latiendadepalabrasolvidadas.com/, palabras que apenas se utilizan mediante su publicación en las redes sociales para así, volver a ponerlas en circulación. “Hay palabras aceptadas por la Real Academia Española que hace tiempo no decimos, tuiteamos y posteamos”, explica la directora creativa general de la agencia, Eva Santos, quien opina que palabras que no deberían perderse porque son parte del patrimonio cultural.
Esta mecánica de “compra”, mediante la cual uno “adquiere” la palabra que desea salvar simplemente compartiéndola en sus redes, se ha escogido para convertir a los medios sociales en sus “salvadores”, siendo estos a menudo los culpables de la pérdida de riqueza lingüística. “En el momento en que a una palabra en desuso se le pone un ‘hashtag’ delante, se la devuelve al uso social y, por tanto, a la vida”, comenta la agencia.
Un sistema de “pago social”, cuanto menos económico que puede resultar muy útil para lograr la supervivencia de nuestra lengua.
Picaflor, pantomima, amalgama
Algunas de las palabras que se pueden comprar en esta “tienda” son: ‘alboroto’, ‘patatús’, ‘ensimismado’, ‘taciturno’ o ‘manjar’. Además, también puedes ser tú mismo quien sugiera la “palabra olvidada” o incluso sorprender a la persona que desees regalándole una en tu publicación.

Para la agencia, el ritmo de vida actual, que es cada vez más acelerado, influye a la hora de elegir las palabras que se usan en las redes sociales, más aún en medios como Twitter, que sólo permite escribir un máximo de 140 caracteres por mensaje.
Sin embargo, algunos aseguran que este fenómeno se produce porque hay una tendencia hacia una estandarización excesiva, mientras que otros afirman que, en muchas ocasiones, simplemente se abandonan palabras al sustituirlas por otras más nuevas o por términos “más facilones”, según comunica la agencia.

ARTÍCULO DE MARTA E. ALONSO. Extraído de La Razón.